Nuestro Blog

Verdades sobre los fontaneros

Es normal que las instalaciones de nuestra casa se vayan resintiendo con el paso del tiempo y justo en el momento en que menos se espera, nos encontramos con ciertos problemas que requieren una solución urgente, y no siempre tenemos el teléfono de un fontanero de total confianza al que se pueda acudir sin miedo a que intente engañarnos o que terminemos pagando una factura muy cara. Por eso hoy en fontaneros Galapagar 24 horas vamos a darte una lista sobre verdades de los fontaneros que te van a ayudar a contratar al más adecuado y a que tu arreglo te salga más barato.

Si necesitas que te recomienden un fontanero, contacta con una tienda de materiales de fontanería, ya que por lo general este tipo de tiendas no trabajan con malos fontaneros y te dirán además cómo puedes arreglar el problema.

Los lunes suelen ser los días de más trabajo para los fontaneros, ya que es el día en que todos los hogares están esperando para contactar con un profesional que les arregle el problema que ha aparecido durante el fin de semana. Si el tuyo puede esperar, pide cita otro día o correrás el riesgo de estar esperando todo el día en casa porque algún trabajo le haya llevado más tiempo del esperado.

Si el atasco es en las tuberías y no puedes esperar, no uses productos químicos, si no un desatascador. Si lo puedes arreglar podrás evitar llamar a un fontanero y te saldrá mucho más barato.

Antes de que suceda ningún accidente, averigua donde está la llave de paso del agua ya que si tu casa se está inundando y no sabes dónde se encuentra, puedes terminar teniendo un problema grave puesto que los muebles de madera y los marcos de las puertas pueden terminar hinchándose o incluso tus electrodomésticos estropeándose.

Si se te cae con frecuencia el pelo, compra una trampilla para el mismo o un filtro de drenaje. Intenta en cualquier caso usar mucho jabón ya que también esto puede ser la causa de un atasco en las tuberías.

Si tienes que contratar a un fontanero, comprueba que sus tarifas son en función del trabajo realizado y no por horas, ya que corres el riesgo de que sea muy lento adrede y acabes pagando demasiado. Así sabrás lo que vas a pagar por adelantado siempre.

Evita salir de casa mientras los fontaneros están trabajando y dejarles a su cargo por ejemplo a los niños, ya que no es su trabajo y podría ralentizar el mismo.

Guarda en casa siempre una llave Allen y tenla bien localizada. Nunca se sabe cuándo se va a tener que desmontar por un atasco una tubería. Así solo vas a necesitar seguir las instrucciones que vengan en el manual.

No dejes aparatos eléctricos nunca cerca del agua cuando se está realizando una reparación, ya que puede resultar muy peligroso.

¿Qué tubería es mejor? ¿Metal o plástico?

En Fontaneros Galapagar baratos estamos realmente comprometidos con nuestra clientela, por lo tanto, durante todos estos años de trayectoria como empresa de calidad y alta efectividad, hemos resuelto un sinfín de incógnitas de las personas que atendemos acerca de un montón de detalles de fontanería. Una de las preguntas más recurrente que nos hacen los clientes es la siguiente ¿Qué tipo de tubería me conviene instalar, una de metal o de plástico? La diferencia del material y del costo es una preocupación común en los usuarios, así que en este artículo responderemos a estas preguntas de una vez por todas, en función de tu bienestar y de tu economía.

 

Primeramente, decir que ambas, históricamente, presentan un desempeño excepcional en las funciones que usted desee utilizarlas. Asimismo, se ha demostrado que el precio de cada tipo de tubería corresponde con la calidad que ostenta, así que desde ya le podemos asegurar que no malgastará su dinero comprando un tipo u otro; todo depende del mal o buen uso y función que le dé a la tubería.

 

También resaltar que cada tipo de tubería está especialmente confeccionada para determinadas características de flujo (presión, volumen, viscosidad del líquido, etcétera). Por lo tanto, siempre es recomendable que las elecciones en el ámbito de la fontanería las realice un experto cualificado que estime cada pormenor de las tuberías. Sin embargo, si deseas aprender más acerca de los tipos de tubería y tener una noción básica para la elección de un material u otro, te invitamos a que sigas leyendo este artículo, donde te instruiremos al respecto.

 

Tuberías de plástico

Las tuberías de plásticos son usadas indistintamente para instalaciones eléctricas e instalaciones de fontanería, ya que son excelentes aislantes térmicos y eléctricos, además de que su precio es muy accesible y, a diferencia de las tuberías de plástico, no se desgastan por corrosión. Este último aspecto es de una importancia vital para las tuberías de desagüe o aquellas que transportan agua potable, ya que por un lado la corrosión de las tuberías metálicas contamina el agua y por el otro, el vertido de sólidos y sustancias no especificas puede acelerar el desgaste por corrosión de las tuberías metálicas.

 

Además de las características mencionadas anteriormente, el peso ligero de las tuberías de plástico y su fácil instalación, las hacen ideales para las redes de abastecimiento de agua potable, saneamiento, riego y evacuación de aguas, generalmente.

 

Existen muchos modelos de este tipo, los que vale la pena mencionar y diferenciar los siguientes:

  • PVC (policloruro de vinilo): ideales como conducto para agua a altas presiones, pero no para agua a altas temperaturas, ya que son altamente termosensibles (se deforman con la acción de calor).
  • CPCV: ideales para cualquier tipo de temperatura; frío o caliente, estas tuberías resisten con eficiencia lo que sea.
  • PEX: son altamente resistentes a temperaturas extremas de una alta emisión de calor, por ende, resultan ideales para calderas o sistemas de calefacción. Es evidente la diferencia con las anteriores.

 

Tuberías de metal

En el rubro de los metales, las tuberías de cobre son consideradas las mejores debido a su ligero peso, alta resistencia a la degradación y mejor soporte a los ciclos de dilatación. La conductividad térmica del cobre es loable, ya que apenas produce pérdidas de energía y resiste eficientemente a las temperaturas altas. En resumen, son las tuberías favoritas para las calderas.

 

Por otro lado, para transportar gas se usan tuberías de gas, ya que son pesadas y no tienen que conducir líquidos. También se ha empezado a usar más y más las tuberías de acero inoxidable, ya que son muy duraderas y resisten a la acción de aguas salobres. Son ideales para casas cerca del mar.

 

En la actualidad también son utilizadas las tuberías de acero galvanizado, las cuales tienen una cubierta de zinc que las hace altamente resistentes a daños colaterales. Eso sí, esta tubería es mucho más costosa y a veces no conviene elegirlas.

 

Esperamos que este artículo te haya sido de utilidad. Si tienes alguna duda o te quedaste con ganas de conocer más, puedes contactarnos sin compromiso alguno para que te ayudemos en lo que requiera.

Aprende a cambiar fácilmente un grifo

Es habitual que con el tiempo los grifos de una vivienda se acaben deteriorando, se descuelguen y no funcionen correctamente. En ocasiones estas tareas se van postergando para no tener que gastarnos dinero en llamar a una fontaneria Galapagar, pero hay que saber que si solamente gotea, no es necesario lleva a cabo un trabajo demasiado complicado. Simplemente con cambiar la arandela o la pieza que falle, será suficiente. Incluso si hay que cambiar el grifo entero, no es motivo de preocupación. Si no sabes cómo tienes que hacerlo, a continuación te vamos a dar una serie de consejos que te van a ayudar.

Inspección del fregadero

Lo primero que hay que hacer es mirar las aberturas que hay así como la distancia a la que se encuentran cada una. Lo más probable es que debas mirar por la parte de abajo para asegurarte. También es muy importante saber el tipo de grifo que se va a necesitar para elegir el correcto.

Compra del grifo nuevo

Si el grifo que vas a reemplazar vas a usarlo de manera habitual y quieres que te dure bastante tiempo, lo más recomendable es optar por uno que sea de calidad. Puedes encontrarlos desde 15 euros hasta cantidades mucho más elevadas. Echando un vistazo por Internet podrá ayudarte a decidirte entre el mejor.

Revisar las instrucciones

Si no se tienen los pasos claros a la hora de cambiar un grifo, puede llegar a resultar una tarea bastante frustrante. Por eso lo mejor es seguir las instrucciones que el fabricante adjunta con el grifo. De esta manera vas a tardar menos tiempo.

Herramientas adecuadas

Puedes conseguir una llave inglesa por muy poco dinero y te va a resultar bastante útil para esta tarea, ya que podrás llegar hasta la zona situada en la parte trasera del fregadero y poder quitar las tuercas. Una vez lo hayas conseguido, coloca los tornillos y las tuercas en un lugar en el que estén seguras para que no las pierdas.

Iluminación correcta

A la hora de cambiar el grifo es fundamental que la zona en la que vayas a trabajar se encuentra iluminada correctamente. Una lámpara que sea portátil o una linterna, pueden servirte de gran ayuda.

Cerrar la llave de paso

Bajo el fregadero tienen que existir dos líneas que salgan de la pared para subir hasta el grifo. Cada una de ellas cuenta con una válvula, una para el agua fría y otra para la caliente. Debes girar las dos a la derecha para cortar el agua.

Afloja el grifo

La tuerca del tubo situada encina de la válvula tendrás que aflojarla para poder levantar los tubos. Ten la precaución de tener un trapo a mano ya que el agua contenida en este lugar va a salir. A continuación retira las tuercas grandes que se encuentran sujentando el grifo con la ayuda de la llave inglesa.

Limpieza del fregadero

Friega perfectamente el lavabo antes de proceder a cambiar el grifo. Es posible que incluso tengas que raspar algo para quitar cualquier depósito de cal existente. Puedes usar vinagre también, ya que este ingrediente disuelve estas incrustaciones que te van a suponer un obstáculo a la hora de instalar el grifo nuevo de manera adecuada.

Montar del nuevo grifo

Fija los tubos bien al grifo nuevo antes de proceder a instalarlo. Después muévelo por el agujero y aprieta la tuerca con la precaución de parar antes de llegar al tope, así podrás comprobar si ha quedado bien recto el grifo. Cuando estés seguro de ello, aprieta bien todas las tuercas. Inserta en las válvulas el tubo y vuelve a apretar las tuercas.

Comprobaciones

Abre el grifo y comprueba que no existen fugas. Espera unos diez minutos y vuelve a comprobarlo. Si todo está bien, el trabajo ha finalizado, si no es así, aprieta de nuevo las tuercas y vuelve a comprobar que el agua no se escapa por ningún lado.